Entrevista a José Luis Blanco, atleta olímpico

Entrevista a José Luis Blanco:

“Hay medios que desde que di el salto a la política no me han vuelto a sacar”

El atleta gerundense busca ser el más rápido en el máster M40 y en la alcaldía de su pueblo

Sol Gordillo

Pese no tener ningún título en Administración y Dirección de Empresa, el atleta gerundense se ha hecho un hueco en el mundo de la organización de eventos deportivos de mayor éxito y renombre.

Leyendo el libro Mi gran historia, del popular entrevistador americano Larry King, me di cuenta que una buena entrevista es aquella que hace pensar al entrevistado cosas que de otra forma no se replantearía[1].  Tenía que buscar preguntas que hicieran al entrevistado pensar dos veces. No fue fácil. Algunas de las cuestiones son fruto de la curiosidad de twitteros, familiares y amigos. Es así como afronté mi entrevista con José Luis Blanco, atleta profesional. A pesar de mi inexperiencia, la simpatía y proximidad de J. L. Blanco me hicieron sentir como una entrevistadora veterana.

José Luis Blanco Quevedo, Wiss para sus amigos, nació en Lloret de Mar el 3 de junio de 1975. A J. L. Blanco, como buen géminis -de carácter jovial y versátil-, le encantan los retos.

Atleta profesional especializado en 3000m obstáculos y campo a través, participó en los Juegos Olímpicos de Pequín el año 2008. En su palmarés destacan el oro en el Campeonato de España 3.000 m. obstáculos en 2009 y la medalla de plata en el Campeonato de Europa celebrado en Götenberg el año 2006.

Muy vinculado a su trabajo como deportista, el atleta también promueve la actividad física organizando carreras populares junto al club que él mismo fundó, La Sansi, en el año 2008. Actualmente es director técnico de la popular Cursa dels Nassos de Barcelona, que se celebra cada 31 de diciembre desde 2014; una carrera que ha batido todos los records en inscripciones (11.400 inscripciones) de una San Silvestre -10km- catalana. A su vez, el club La Sansi lleva también la organización directiva de la Cursa de la Mercè en Barcelona, que cuenta con 17.000 inscritos.

Por otro lado, José Luis Blanco no solo rompe records, también mitos. Para el atleta, parece ser que mezclar deporte con política no es tan mala idea. Por eso cabe destacar la trayectoria política del entrevistado: el año 2014, Blanco y otros compañeros de Lloret de Mar fundaron el partido político Lloret Unida. Con este nuevo proyecto, José Luis Blanco se presenta como alcaldable para la ciudad costera de La Selva de 39.000 habitantes[2].

La entrevista

Buenas tardes José Luis. Para empezar, ¿cómo es su día a día?

Me levanto sobre las 8, desayuno y trabajo para La Sansi, el club del que soy el presidente. Desde allí organizamos 14 carreras en diferentes ciudades españolas para cerca de 45.000 corredores; es un trabajo prácticamente de ordenador. Una vez o dos a la semana lo aprovecho para hacer reuniones.

A las 10 me voy a entrenar durante una hora y media, vuelvo, como, hago una siesta y vuelvo a trabajar para La Sansi. Después hago la segunda sesión de entrenamiento, que es sobre las 17.30 de la tarde; es de 1 hora y media donde entra el tema de gimnasio, masajes… cada día hago unos 15-20 kilómetros de media corriendo aproximadamente.

¿En qué consiste el entrenamiento?

El entrenamiento se basa en correr por la mañana 7 kilómetros de calentamiento en Lloret con un grupo de entreno. Luego un entreno más específico dependiendo de las series, que pueden ser cortas o largas. Por la tarde es más suave: 5-6 kilómetros, estirar, sauna, masajes… un entrenamiento más relajado preparando para el día siguiente.

Este entreno exige un alto nivel físico, por lo que la alimentación juega un papel importante. Por lo tanto, si abriera la nevera de su casa, ¿qué me encontraría?

Yogures y plátanos, soy adicto total. Me como cuatro yogures al día y tres plátanos, que es lo que más me gusta y sobre todo el tema de la pasta. Cada día comemos pasta, ya sea para comer o para cenar. Es una dieta que no es muy estricta porque como corremos esos 15-20 km diarios -y algunos días hacemos 30km- da igual lo que comamos porque lo acabamos quemando.

Entonces, ¿el mito de no cenar carbohidratos por la noche…?

No, al revés. Nosotros en muchas ocasiones lo que cenamos es lo que utilizaremos en los entrenos de la mañana. Entonces muchas veces por la noche comemos pasta (carbohidratos) para que luego por la mañana podamos rendir al 100%.

¿Qué es lo mejor de ser un deportista de elite?

Sobre todo, los viajes. Viajamos mucho, he tenido la suerte de ir prácticamente por todos los continentes del mundo, menos Australia –quise ir el verano pasado, pero no pude por una lesión- y luego ya el tema de la ropa, la amistad, conocer gente… Es un deporte muy sano, conoces a personas de muchos países… He hecho amistades de muy lejos que con los años acabas visitando.

También en mi caso he tenido la gran suerte que desde que empecé con 17 años me fichó Nike. Después marcas comerciales como Joma te facilitan toda la ropa y te pagan.

Me gustaría que eligiera dos momentos de su carrera deportiva que recuerde con especial cariño.

Dos momentos serían los Juegos Olímpicos, mayor evento de un deportista, donde siempre participar es lo máximo. He participado en finales de campeonatos del mundo de Europa, de otros lugares, pero los Juegos Olímpicos engloban otros deportes y muchas disciplinas, y eso implica que en su día por ejemplo coincidiera con otros deportistas como Pau Gasol, Rafa Nadal y muchos más.

 Cuando vas a otros campeonatos de atletismo solo encuentras atletas. Y el caso de Pekín 2008 fue mi mayor ilusión.

También me quedo con el Mundial Europeo del 2006, donde conseguí la medalla de plata, ya que era mi gran primer logro en un campeonato. Llegaba con mucha presión allí porque estaba en muy buena forma. Estuve a punto de ganar, pero luego la plata con los años lo vas saboreando mucho mejor.

¿Y lo peor? ¿Cuál ha sido el momento más duro?

Las lesiones. En los Juegos Olímpicos tuve una lesión muy fuerte que prácticamente me impedía correr.

También tuve una sanción deportiva en 2010 por presunto dopaje. La federación decía que tenía unos niveles indebidos de una sustancia. Nosotros alegamos y eso hizo que, de los dos años que me tuvieron sancionado, estuviera diez meses parado. Luego volví otra vez. Me costó, pero volví prácticamente al mismo nivel. Me fastidió, y es un tema que todavía sigo con justicia ordinaria, pero también creo que es el pasado. Te ves envuelto en un caso en el que realmente te das cuenta de quienes son tus amigos, quien te apoya y quien no te apoya. Fue un momento duro, pero tuve la gran suerte de que había mucha gente que me apoyaba y eso hizo que volviera otra vez a un nivel alto.

¿Cuál cree que es el precio del éxito? ¿Tuvo que renunciar a algo para llegar a dónde está?

Muchísimas cosas. Al final el tema de amigos se cierra al núcleo de deporte. Sigo conservando mis amistades de la infancia, pero ya no te puedes ir de vacaciones o ir a cenar con ellos cuando quieras porque tenemos un régimen estricto de horario, y eso hace que sea muy complicado.

Luego también el ámbito familiar, pues no puedes disfrutar lo mismo que cuando tienes el fin de semana libre. Nosotros prácticamente todos los fines de semana competimos y en mi caso o compito u organizo una carrera, por lo tanto, es muy complicado.

Después de tantos proyectos, ¿Hay algún sueño que le quede por cumplir?

A nivel de corredor me hace mucha gracia batir el récord del mundo en masters. Es un título para mayores de 35 años que lleva 19 años realizándose. Me haría ilusión batirlo, pero es muy exigente: eso implica cuidarse las veinticuatro horas del día prácticamente, entrenar como un profesional. Aunque a nivel de cobertura no lo va a tener tanto como si fuera a un campeonato del mundo, a nivel personal, atlético y deportivo tiene su punto; que seas el más rápido de toda la historia con más de 35 años. Eso implica que te has cuidado bien y que las lesiones te han respetado lo suficiente para que puedas entrenar y destacar.

¿Cuáles son sus planes de futuro a corto plazo? ¿Y a largo plazo?

A nivel de corredor es el de batir records, continuar corriendo. Creo que nunca he corrido una maratón. Es muy raro a mi edad, normalmente la gente ya ha corrido una maratón y ya la ha pasado porque es una experiencia. No la he hecho nunca porque tengo muchos problemas de lesiones últimamente, por eso prefiero alargar la temporada y hacer distancias más cortas.

Y a nivel de organización, ahora mismo organizo la Cursa dels Nassos, que es la 2ª San Silvestre más importante en España, y la Cursa de la Mercè, de la cual soy el director. Aun así, me gustaría organizar una gran maratón. Al final es el sueño de un organizador, preparar una gran maratón. Aunque por ahora lo que quiero es seguir centrándome en estas carreras que organizamos, que más gente corra. Estamos llevando 45.000 personas al año, que es mucha gente, y eso implica mucha responsabilidad, y es algo que me gusta.

Es cierto que empezó de pequeño jugando al futbol y de vez en cuando hacía carreras en el colegio. Pero, ¿en qué punto de su vida se planteó seriamente dedicarse al deporte profesional?

Fue cuando tenía 17 años que empecé a destacar bastante en atletismo. Sinceramente no es que fuera mucho a entrenar, porque estaba siempre jugando a futbol, pero al final los entrenamientos fueron progresando tanto que decidí decantarme por el atletismo ya que era un deporte individual. El campo de futbol tenía muchas patadas, eran más rápidos, me cansé de que me dieran tantas patadas y me fui al atletismo exclusivamente con 17 años.

Habitualmente escuchamos que no se debe mezclar política con deporte, pero en su caso tenemos un claro ejemplo de que es totalmente compatible compaginar política con deporte. ¿Cómo lo ha hecho? ¿Qué es lo que le llevó a tomar esta decisión en la vida política?

Pues gracias a la gente de la calle que me pedía que quería un cambio. Nosotros lo hicimos bastante tarde, en 2015; teníamos que habernos preparado con antelación. Yo llevaba trabajando tres años, pero prácticamente no dimos el paso hasta que quedaba un mes y medio para las elecciones, y eso implicó que hiciéramos el equipo muy rápido. Aun así, sacamos un número de votos que, habiendo trabajado un par de meses antes, hubiese dado el concejal que más o menos buscábamos.

Sobre todo, lo que más me gustó fue el conocer otra experiencia, otro nivel. También soy de Lloret y me gusta colaborar lo máximo posible. Lloret Unida se creó para dar una alternativa al pueblo. También tuvimos la mala suerte de que entró Podemos y Ciudadanos, y a nivel municipal los votos que tendrían que ser para partidos políticos del pueblo devienen bastante generalistas. Ahora la gente se fija mucho en la tele –con todos los respetos- y vota a Ciutadans o En Comú Podem, independientemente de quien sea el líder político, y esto también ha restado mucho a los partidos independientes. La verdad es que les cuesta más salir en prensa para tener esa repercusión y que le llegue a la gente.

¿Qué es lo que falla en la política actual tanto a nivel nacional o en su propio pueblo? Si fuera elegido alcalde, ¿cuál sería la primera medida que tomaría?

Por ejemplo, en el caso de Lloret, con el nuevo alcalde -las cosas como son- se ha mejorado mucho. Lloret sigue teniendo un potencial a nivel turístico que se tiene que explotar todavía más, sobre todo el turismo deportivo y cultural. En el caso del deportivo se está mejorando mucho con el nuevo regidor deportivo, para que se hagan más eventos en temporada baja. El turismo que en su día nos dijeron que era de “borrachera”, intentar mejorarlo como se está haciendo, y si nosotros de nuestro lado podemos colaborar, pues mejor.

Otro aspecto que repercute mucho es la infraestructura para llegar a Lloret. Es complicado, estamos en unas vías en las que llegar del aeropuerto de Barcelona o incluso desde el de Gerona cuesta, y los actuales políticos están intentando mejorar.

¿Este salto a la política le ha afectado de alguna manera en su carrera profesional como deportista?

Sí que ha afectado y mucho sobre todo en los medios de comunicación. Hay medios que desde que di el salto a la política no me han vuelto a sacar. Independientemente de que gane carreras o no; al revés, siempre aprovechan para no dar cobertura: en el caso que consiga un campeonato o una buena clasificación no lo cubren.

Esto me ha pasado recientemente con un diario al que le recalqué que estaba muy bien que recordaran según qué temas del pasado, pero en ningún momento se centraban en el presente o en el futuro. Aquí por desgracia los medios de comunicación en tema políticos tendrían que mejorar y contar la verdad, nunca mejor dicho.

Finalmente, por curiosidad, he escuchado que su apodo es Wiss. ¿Porqué?

Me apodan Wiss desde el año 95. Era la época en que hacía el servicio militar y me mandaron al servicio. Ahí los “Wiss” eran los más veteranos. Entonces yo entré como deportista de elite; acababa de quedar 6º en el Campeonato del Mundo Junior con la condición de deportista de alto nivel. Eso hizo que me saltara prácticamente todos los pasos y ya me trataran de veterano cuando llevaba 3 días. Entonces los más veteranos me decían “tú ya eres un Wiss cuando realimente llevas poco tiempo”. A partir de esto me llamaron Wiss. De ahí saltó al ámbito deportivo y ahora mis amigos prácticamente todos me llaman Wiss. Y es extraño que me llame José Luis y al final todo el mundo me llame así. Es un apodo que me gusta y es cariñoso también.

[1] KING, Larry (2010). Mi gran historia. (3ª edició). Laocoonte. pág. 81.

[2] Registro 2014

1324143212_0.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s